jueves, 7 de noviembre de 2019

Wolverhampton desperdició un tiro penal

El Wolverhampton desperdició un tiro penal, pero llegó un cabezazo de Raúl Jiménez para decretar el triunfo en casa de 1-0 ante el Slovan Bratislava, en duelo correspondiente al Grupo K de la Europa Leauge.

Pese a que el delantero mexicano estaba en la cancha, la pena máxima la cobró Ruben Neves al minuto 51, pero el arquero Dominik Greif detuvo su disparo.

Pero Jiménez se alzó al 89' para rematar con la cabeza y mandar el balón al fondo del arco y decretar el triunfo de su equipo.